EL EJEMPLO DE MARÍA

“Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor; y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador” (Lu. 1:46, 47).

 En ningún momento queremos menospreciar el papel tan importante que tuvo María en la vida de Jesús como su madre. Como persona, ella es un ejemplo para nosotros en muchos aspectos. Vamos a nombrar algunos. Es ejemplo de:

 Aceptación de la voluntad de Dios aunque no la entendía y le iba a significar mucho sufrimiento: “Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra” (Lu. 1:38).

 Gozosa adoración a Dios: “Engrandece mi alma al Señor; y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador” (Lu. 1:46, 47). 

Humildad: “Porque ha mirado la bajeza de su sierva; pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas la generaciones… (Dios) exaltó a los humildes y a los hambrientos colmó de bienes” (Lu. 1: 48, 52, 53).

 Guardar para luego aquello que no entendía ahora hasta que Dios lo aclaraba: “Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón” (Lu. 2:19).

 Creer las promesas de Dios aunque no las entendía: “Y bienaventurada la que creó porque se cumplirá lo que le fue dicho de parte del Señor” (Lu. 1:45).

 Sumisión a su marido: (José) “tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto” (Mateo 2:14, 21,22).

 Fidelidad y lealtad a Dios en medio de grande sufrimiento: “Estaban junto a la cruz de Jesús su madre, y la hermana de su madre, María mujer de Cleofas, y María Magdalena” (Juan 19:25).

 Saber conducir a sus hijos de la incredulidad a la fe en Jesús: “Ni aun sus hermanos creían en él” (Juan 7:5). Luego sí. Están con los discípulos esperando la vendido del Espíritu Santo: “Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María, la madre de Jesús, y con sus hermanos” (Hechos 1:14).

 Sin ninguna duda María es un gran ejemplo para todos nosotros. ¡Es más fácil venerarla que seguir su ejemplo! Muchos la veneran, pero pocos la imitan.

V2BibleBooks 2010 - carte du site - contact - photos